Una aproximación al concepto de mercado

Hemos afirmado en otra entrada que el marketing es proceso dinámico, que recorre un camino de doble sentido: desde el mercado a las empresas y profesionales y desde éstos al mercado.

En el recorrido desde el mercado hasta las empresas el marketing va cargado de información, de las necesidades que ha detectado. Cuando vuelve a bajar al mercado lleva los productos y servicios que solucionan esas necesidades.

Así pues no podemos identifcar el marketing con:

que-es-el-mercado

  • El mercado.
  • La marca.
  • El diseño.
  • Las ventas.
  • La publicidad.
  • El equipo de ventas.
  • Los bonos de ofertas.
  • El canal de distribución.
  • El proceso de fabricación.
  • La determinación del precio del producto.

Es cierto que el marketing estudia todos estos elementos, puesto que forman parte del proceso de marketing. Pero el marketing es algo superior a la suma de todos ellos.

¿Qué es el mercado?

Podemos comparar el mercado con las viejas ferias que se celebraban en las ciudades medievales, porque, al igual que en ellas,  el mercado es el lugar, físico o virtual, en el que se intercambian bienes y servicios.

También podemos considerar que el mercado es el universo total de consumidores, de un producto o servicio determinados.

¿Qué medios utiliza el marketing para reconocer las necesidades existentes en el mercado? Esto lo lleva a cabo a través de las técnicas de investigación de mercados. Este conjunto de herramientas no forman un cuerpo doctrinal único, bien al contrario son el resultado de la integración de instrumentos pertenecientes a múltiples disciplinas: estadística, psicología, antropología, sociología.

Su objetivo consiste en recopilar datos del comportamiento y hábitos de los consumidores y su posterior análisis, para determinar patrones de comportamiento, respuestas ante diversos factores del producto o marca, respuestas ante los diversos modos de publicidad, etc.

Esquemáticamente podemos entender que el estudio del mercado debe tener por finalidad contestar cinco preguntas básicas:

  1. ¿Qué se compra en el mercado?
  2. ¿Por qué se compra?
  3. ¿Quién lo compra?
  4. ¿Cómo compra?
  5. ¿Para qué lo compra?

Aunque el esquema parezca sencillo, sin duda alguna, tener la respuesta a estas cinco preguntas es, para cualquier empresa o profesional, de una importancia capital, pues le permitirá construir su estrategia de marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.