El Marketing es un ascensor

En otras entradas ya hemos comentado la necesidad de definir el Marketing, ahora vamos a completarlo con algunas consideraciones sobre cómo funciona el marketing.

El marketing se centra en el consumidor y atiende a sus necesidades. Cuando las conoce transmite esa información a los profesionales, a las empresas, para que preparen los mejores servicios y productos posibles.

Vemos que el marketing es un proceso dinámico, que transmite información, que genera relaciones. Podemos comparar el marketing con un ascensor, puesto que baja y sube constantemente al mercado.

el-marketing-es-como-un-ascensor

El camino que recorre el marketing tiene doble sentido. Parte desde la sociedad, desde el mercado, una vez ha detectado necesidades, con esa información, debe subir hasta las empresas y profesionales, para que éstos busquen soluciones a esas demandas.

Una vez fabricados los productos, diseñados los servicios vuelve al mercado, informa a los clientes de su existencia y los pone a su disposición para que puedan consumirlos.

Conocemos muchos emprendedores por Internet que planifican sus negocios a base de suposiciones. Suponen que en el mercado pueda existir cierta necesidad, suponen que no esta atendida, suponen que a los consumidores podrán gustarles sus productos, … y de tanto suponer no aciertan nunca.

¿Tan difícil resulta servirse del Marketing, acudir a la fuente, al mercado y ver lo que sucede en él?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.